Los mejores podcasts en español – Top 10

Desde mis inicios en el mundo de los podcasts he sido muy fan, recuerdo que no estaba muy feliz con mi trabajo y escuchar a Sophia Amouroso hablar de emprendimiento era lo único que me motivaba a seguir trabajando.

¡Me encanta el formato! Es un programa de radio con un acercamiento más humano (en muchos casos) que puedes escuchar en los ratos perdidos de tu día, lo único que siempre me frustró era que no habían muchas opciones en español.

He de confesar que este proyecto en un principio surgió como la idea de un podcast, pero debido a la poca demanda decidí posponerlo un rato y comenzar escribiendo…¡Qué tonta! Es el ejemplo más claro de que hay que creer en tus proyectos, pero bueno, en lo que empiezo el mío te voy a compartir mi top 10 de podcasts en español, los que yo considero al menos que valen la pena escuchar ¡porque en gustos se rompen géneros claro!

La verdad es que todos tienen propuestas de contenido deferentes así que no voy a enumerarlos para que les des una oportunidad, así que aquí van:

Después de los créditos

Después de los créditos podcast

Si te gusa el cine o quieres comenzar a conocerlo este es tu podcast. La combinación de Germán Gallar, un comediante con pasión por el cine y Diego García, sociólogo especializado en temas de género y bloggero cinéfilo hace que no te aburras ni un sólo episodio.

¡No me lo pierdo nunca!

Háblame sucio

¡Me lo compartió un amigo de la oficina hace un mes y soy adicta! Anjo Nava y Olivia Aguilar son dos personas como tu y yo que simplemente hablan de temas sexuales.

Es muy rico de escuchar porque el formato hace que te sientas entre amigos, con anécdotas divertidas que probablemente discutirías en alguna buena borrachera. Es realmente refrescante escuchar conversaciones tan espontáneas, considero que normalizan muchos temas tabú…

El plus son sus “tu qué harías” al final de cada episodio, donde se ponen en situaciones muy incómodas y divertidas.

Sexópolis

¿Otro podcast de temática sexual? ¡Sí señoras! Porque necesitamos romper muchos paradigmas, Sexópolis es un formato un poco más educativo, pero sin caer en lo aburrido.

Dale una oportunidad a estos sexólogos que a parte de ilustrarte ¡tienen mil anécdotas divertidísimas!

Historias perdidas

Tengo que confesar que este lo acabo de conocer y me gustó mucho, si te gustan los datos curiosos de historia creo que realmente vale la pena.

Su único defecto a mis ojos es que está un poco “producido de más” por así decirlo, una dinámica un poco más de radio pero con una temática que pocas veces he visto. ¡Conócelo!

Negocio entre pañales

¡Quiero más contenidos así! Paola Elízaga, una mexicana viviendo en Panamá, mamá y entrepreneur. Refrescante, nunca aburrido, el giro de este programa es compartirte consejos de marketing digital, motivación y herramientas del día a día para que ser mamá no sea un impedimento a la hora de emprender un negocio.

Mi consejo es que no te cases con la temática, si no eres mamá igual te encantará porque Paola es una persona muy divertida y directa.

Radio ambulante

Esto es periodismo. Este es el podcast para estar al día con temas de interés latinoamericano.

Un formato muy flexible que nunca te aburrirá. Si no escuchas este podcast ¡corre! no te vas a arrepentir.

 

 

Tlatelolco: la plaza en movimiento

Este es uno de los descubrimientos que le atribuyo a este artículo, increíblemente complejo y entretenido.

Para este podcast se uniéron, wait for it…. Spotify, Rolling Stone México y Cultura UNAM. Si no estás escuchándolo con el simple hecho de esta colaboración…si te da flojera la historia mexicana, déjame te platico que lo interesante de este podcast es que te da un contexto global del momento que te está narrando.

Es como una buena novela ¡adictivo! Esperemos que vengan muchas más colaboraciones así de interesantes.

Mañana empiezo

Hace unos meses me fui a cenar con mi buen amigo César. Como yo soy una apasionada de los podcasts salió el tema y me compartió esta belleza. El podcast español tiene una temática muy simple: ¿qué hostias pasa con equis o tal tema? Por ejemplo, el crossfit. ¿Funciona? ¿De qué trata? ¿Cómo empezó?

Son capítulos cortos que te permitirán empaparte de temas “mundanos” que no sabías que podían ser tan interesantes. Fuera de que me encante escribir palabras españoletas, lo recomiéndo muchísimo.

Lamentablemente no está en Spotify, sólo iTunes y iVoox, te comparto el link y te dejo un episodio:

Mañana empiezo – Sustitutos del azúcar

El podcast de Alex Fernández

Mi comediante de cabecera, me declaro fan de Alex Fernández. Cada semana aborda un tema de interés o “mame”, como le digas. Lo importante es que te hará los días más ligeros.

Te lo recomiéndo para cuando tengas un mal día o de camino al trabajo porque a parte de que es graciosísimo se nota todo el empeño que le pone. ¡Matas dos pájaros de un tiro!

Cosas de internet

Laura y Santiago don dos colombianos divertidísimos que decidieron discutir sobre temas de internet. Tal cual. No te vas a arrepentir de escuchar este podcast, son pláticas amenas sobre temas de actualidad como el bitcoin o el voto elctrónico. ¡Recomendadísimo!

Y así termina mi top de podcasts en español, espero que le des una oportunidad a cada uno porque de verdad valen la pena dentro de su temática. ¿Tienes otros en mente? ¡Cuéntame en los comentarios!

Comparaciones ¿en verdad me afectan?

Tal vez me digas, “no hay problema Andrea, yo sí tengo claro que cada quien tiene metas y posibilidades distintas”, a lo que yo te responderé, qué bello querida hija de la luz pero ¿recuerdas aquella vez que te quisiste poner bikini y no te atreviste porque iba Nina la buenorra de IG a la alberca? Hay comparaciones en todos tamaños y sabores.

Y es que tal vez tú tengas tu doctorado y hayas ganado unos kilitos preparando tu tesis, pero como la situación física de Nina va más con el estándar aceptado pues tu prescindes de vivir feliz* con tu situación actual*.

*usar el bikinazo

*unos kilitos y rayitas de tigreza salvaje

Son estas comparaciones que aplastan e invalidan todos tus logros, las que quiero tratar en este post. Estas comparaciones que pueden tener su lado lindo pero a fin de cuentas logran que tu autoestima dependa de un tercero:

Imagínate que te graduaste con honores y tu némesis de la carrera no, te sientes mejor que él/ella por unos meses hasta que consigue su primer trabajo y no entiendes cómo si a ti ni siquiera te han devuelto la llamada. Te empiezas a sentir mal y al final llegas a la conclusión de que siempre fuiste una estúpida y que tu sobresaliente fue cuestión de suerte.

Como ya lo ilustré anteriormente, muchas personas cometemos el gran error de compararnos para legitimizar nuestro éxito, en este campo influyen 2 grandes errores: darle demasiado valor a los logros/fallos y desestimar nuestras metas y sueños cuando volteamos a ver el éxito vecino. Aquí mis recomendaciones:

No dejes que una acción te defina

No somos una acción, buena o mala. Ni siquiera somos un conjunto de acciones. Es decir, no porque hayas reprobado ese exámen eres una tonta o no porque hayas actuado de forma incorrecta eres una mala persona. Esta parte es muy importante porque muchas veces cometemos errores por este tipo de “visión absoluta” de la vida, como no volver a iniciar un negocio después de que tu primera empresa no prosperó.

Cada que falles o cumplas alguna meta, por muy pequeña que sea, recuérdate a ti misma que eres una gran persona, que tienes altas y bajas. Celebra si es alta, acepta y aprende y es baja.

Reformula tu concepto de éxito

No te cases con una sola definición, tus metas y aspiraciones pueden variar conforme avance el tiempo. Casi nadie quiere ser bombera después de los 10 años ¿Se vale tener metas fijas? Claro. Pero también necesitas saber que cambiar de opinión es de sabios.

Esparce buena vibra

La buena vibra se contagia, alegrate del triunfo de tus contemporáneos y aprende de sus éxitos y fracasos. Somos humanos y claro que por un momento sientes feo del cuerpazo de Nina, pero no conviertas ese sentimiento en algo que prospere. ¡Úsala de inspiración y establece tus propias metas para ser esa versión de ti que tanto haz querido!

Haz tu detox anual

Soy la más fan de tirar o donar lo que ya no uso, así como tiro el suéter de hace 10 años, también me doy una vuelta por todas las personas a las que sigo en redes sociales. ¿Qué me aportan? ¿Aprendí algo de ellos este año? ¡Si sólo me hicieron sentir menos afortunada los elimino de mi feed!

Tip: Si es la tía Paty o la prima de tu mejor amiga sólo siléncialos en la red social de tu elección. Te ahorras problemas y comparaciones sin causar una ruptura de ningún tipo.

No te quieras comer el mundo

¡La más importante! Muchas de mis depresiones de principio de año han sido por todas las cosas que quiero hacer y todo el tiempo y compromisos que se interponen.

Claro que se puede hacer todo pero si no dejas tiempo ni para lavarte la cara te vas a abrumar y vas a terminar dejándolo todo. Esto tiene todo que ver con compararte porque siempre existe esa persona que ha hecho mil cosas y que te hace sentir como una floja empedernida.

Mi consejo es que vayas agregando tareas de acuerdo a tus posibilidades, si alguna semana no puedes ir a tu clase de francés o grabar tu video reacomoda la siguiente semana o baja la cantidad de tiempo que le estás dedicando a otras cosas.

Cuando te pones una meta del tamaño y forma que quieras y la cumples, estás motivándote a dar el siguiente paso en el ámbito que quieras, te sientes bien y reafirmas lo que ya debes de saber: que te mereces ese logro.

Recuerda que cada contexto es diferente, nadie es mejor ni peor. Habrán cosas en las que estés brillando en este momento y después no tanto. ¡Tu síguele dando!