Tipos de ahorro ¿cuál te conviene según tus objetivos?

Tengo una amiga en el trabajo que siempre ha luchado por sacar adelante a su familia, es una niña súper dedicada, pero por cosas de la vida tuvo que dejar la universidad.

Su top de metas actualmente es sacar un carro porque, con su actual ritmo de vida, no podría continuar la escuela sin él.

El otro día, platicando, me comentó que quería comenzar a meter dinero a la caja popular, cuando dije ¡hey, hey, hey! ¿Y si metes ese dinero a un fondo de inversión?

Lo curioso es que ninguna de las dos conocía realmente de qué se trataba cada una ni cuál era el mejor método de ahorro, así que me di a la tarea de buscar cada una de las opciones para saber un poco más.

Tipos de instituciones

Cooperativas de ahorro

Me refiero a la famosa caja popular. En México existen más de 600, unas reguladas por la CONCAMEX y otras no. Muchos tendemos a casarnos con la idea de que estas instituciones sin fines de lucro no tienen más que una forma de ahorrar, pero lo cierto es que ofrecen muchos sistemas de ahorro y crédito.

Yo las definiría coloquialmente como un banco con fin social. Te puedes convertir en miembro de la cooperativa o simplemente afiliarte y hacer uso de sus servicios. Lo bello de estas instituciones, hasta donde he investigado por lo menos, es que son amigables para el usuario y puedes comenzar tus ahorros con muy poco dinero o sin ser mayor de edad (ojo los bancos también tienen algunas opciones para los menores).

Yo te recomiendo que siempre elijas una cooperativa regulada por la CONCAMEX, mi favorita es la Caja Popular Mexicana.

Bancos

El banco es una institución financiera con fines de lucro, oséase que tienen dueños con casa en Acapulco. Prestan un servicio y te cobran un monto de comisión.

Es importante que no te cases con un banco y siempre estés revisando la opción que mejor se te acomode de acuerdo a tus necesidades.

El banco también te prestará servicios de ahorro, de una forma tal vez un poco más exigente que la caja popular pero igual con ventajas muy bellas como mejores rendimientos.

La tanda

Pequeño apartado para recordarte que no ahorres con la vecina. ¡NOOOO! Pones en riesgo tu dinero, tu relación con una o más personas y hasta tu integridad en muchos casos.

Por favor te pido que si estás considerando meterte en la tanda de la tía Brunilda te sientes. Te mires al espejo y recapacites. Fin.

¿Qué tipo de ahorro me conviene?

Esto depende de muchos factores, pero lo voy a resumir en 3 tipos de metas: a corto, mediano y largo plazo.

Si tu meta es a corto plazo…

De 1 a 3 meses de ahorro. Tal vez te quieras ir de vacaciones o quieras terminar de pagar los regalos de navidad o simplemente que quieras el dinero disponible en cualquier momento, lo tuyo son las cuentas corrientes o de ahorro a la visita.

Estas cuentas te parmitirán hacer cualquier tipo de transacción sin problema, tendrás liquidez así que podrás gastarte ese dinero en el momento en el que tu decidas.

El problema con estas cuentas, si quieres ahorrar, es que generalmente vienen con muchos cargos que dependen del banco, por ejemplo, “si no haces una transacción al mes te cobramos “x” cantidad mínima” y de mes en mes lo mínimo se convierte en ese extra que te hubieras llevado al viaje.

Si tu meta es a mediano o largo plazo…

Si tu meta requiere un ahorro de 6 meses en adelante, te recomiendo las cuentas de ahorro a plazos.

Básicamente son fondos de inversión a cortos plazos, básicamente le prestas tu dinero al banco de por un determinado periodo de tiempo y este te regresa un “x” porciento de rendimiento de acuerdo a tu inversión y el tiempo que lo hayas dejado.

Es my bello para mi porque pones tu dinero a “trabajar”, tal vez pienses que ese dinero no sea nada, pero a la larga verás que hace la diferencia.

Ahora, la desventaja con los bancos es que muchas veces te piden un mínimo alto para empezar este tipo de cuentas, por lo que si quieres quitarte de una vez el dinero podrías optar por una cuenta del estilo en caja popular, o ahorrar en cuenta corriente y meter el dinero en cuanto alcances el monto mínimo.

Lo importante es que estés consciente de las opciones que tienes. Y bueno…¡A ahorrar!

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Kenia Estefania dice:

    Love it!!

    Me gusta

Responder a Kenia Estefania Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s