¿Realmente es necesaria la especialización?

¿Realmente me necesito especializar profesionalmente? Por mucho tiempo estuve haciéndome esta pregunta y creo que por fin he llegado a la perfecta conclusión.

El problema (y de dónde nace esta cuestión la mayoría de las veces) es la asociación que tenemos de especialización y el concepto de vocación. Mientras que una especialización es conocer y aplicar a profundidad un tema, la vocación es aquella que llama la pasión, que se supone que te hará sentir realizada en la vida.

Lamento romper tus ilusiones pero ya sea que hayas encontrado tu pasión o no, las cuentas se tienen que pagar y comenzar una especialización en la rama que decidas no está peleado con encontrar la felicidad.

Puedes tener más de una especialidad

Así es y creo que a muchas millenials no nos queda claro esto: la vida pasa mientras sigues esperando aquella profesión ideal llegue a tocar tu puerta.

Prioriza el ocuparte y te aseguro que, te guste o no lo que estés haciendo en este momento, hacer en vez de paralizarte por no haber descubierto tu pasión acelerará el proceso. Mientras esto ocurre ¿por qué no buscar una especialización? te aseguro que te ayudará en cualquier cosa que hagas en el futuro.

Pies en la tierra

Como dije antes, todo aprendizaje es provechoso y la inspiración te llega haciendo. Yo me la vivía preocupada por hacer mucho de una cosa u ocuparme mucho de otra porque no había descubierto mi pasión y adivina qué, eso me llevó a atrasarme mucho a nivel profesional.

Como millennial indecisa te recomiendo que desarrolles habilidades y conocimientos especializados en tu ramo porque esos conocimientos quizá (probablemente) mantengan tu vocación por algún tiempo antes de que se conviertan en tu verdadera fuente de ingresos.

No te limites

Puedes hacer más de una cosa, puedes tener más de un llamado y tus pasiones se pueden complementar. Lo importante aquí es comprender que todo tiene su tiempo y si, por ejemplo, sientes pasión por la fotografía pero también por la contabilidad, tal vez sea momento de priorizar a qué te conviene primero darle de lleno, convierte la fotografía en un hobby mientras ahorras para el equipo que quieres o al revés, pospón ese curso de contabilidad financiera y regálatelo de navidad.

No te sobrecargues y vive en el ahora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s