5 derechos laborales que a todas nos hubiera gustado conocer

No importa si fue a los 15 o a los 30, dependiendo de cómo nos haya ido en la feria, la mayoría de nosotras tuvimos un primer trabajo. El mío fue de mesera en una pizzería local, a los 20 años si no mal recuerdo… ¡Hermosa experiencia de 1 día!

SÍ, no duré mucho y no, la razón de mi corto periodo no fue mi talento innato para parecer sangrona cuando me cohibo.

Lo que pasó ese primer día fue lo siguiente: se acercó el gerente a los empleados y nos pidió que firmáramos una hoja en blanco. La mayoría nos negamos, por lo que al final no hubo consecuencia alguna, sin embargo yo decidí no regresar.

Es importante resaltar que yo en el momento no tenía necesidad, comprendo que poco menos de la mitad del país (42%) no se puede dar el lujo de perder su trabajo, porque vive de un salario mínimo; pero también sé que muchas de estas personas no están conscientes de los derechos que tenemos como trabajadores y estoy segura de que esto forma parte de la causa de los abusos que vivimos todos los días en México.

Años después, siendo una godina consumada, creo que aún me falta por aprender todos los derechos e instituciones que nos apoyan a las empleadas, es por esto que me di a la tarea de enumerar mi top 5 de derechos que deberíamos conocer a la perfección:

5. Los días de trabajo:

Okay, aquí tengo que puntualizar algo: siempre que tienes una relación laboral debe existir un contrato de por medio, mismo que deberá contener la duración del empleo, servicios prestados por el empleado,vacaciones e información del salario entre otras.

Se deberá de especificar el número de días de vacaciones que te correspondan sin embargo, tienes que tener presente que el mínimo de vacaciones a las que tienes derecho son 6 días el primer año y 2 más por cada año de trabajo. Respecto a los días oficiales de descanso, te paso un link actualizado con toda la información.

4. Salario 360º

Al inicio: Tu contrato deberá especificar tu sueldo, sea mensual o quincenal. ¡OJO! el salario mínimo en México (2018) es de $88.36 pesos y los días festivos se paga 2 veces más por día, independientemente del salario correspondiente (el que ya se te iba a pagar aunque no fueras).

Durante: Las bellísimas utilidades y el seductor aguinaldo. Sí. Las utilidades son una parte de las ganancias de la empresa y deberás recibirlas entre abril y junio, en caso de no recibirlas, tendrás un año para reclamarlas. El aguinaldo, el ángel que me salva todos los años de endeudarme en navidad, se paga en diciembre y son mínimo 15 días de salario o proporcional si no trabajaste todo el año. Lo puedes calcular aquí.

Al final: Si decidiste renunciar, te corresponderá un finiquito. Si, en cambio, te dejaron ir, te corresponde:

  • 3 meses de salario
  • Prima de antigüedad
  • Proporcional de aguinaldo, vacaciones y prima vacacional

3. Sobre discriminación

Tengo mucho tiempo quierendo hacerme el tatuaje de mis sueños, sin embargo aún no logro romper mis prejuicios provincianos: me da miedo que no me contraten. Si estás como yo, tienes que saber que es ilegal discriminarte por:

  • Raza
  • Nacionalidad
  • Preferencia Sexual
  • Condición Social
  • Estado Civil
  • Edad
  • Género
  • Discapacidad
  • Religión

Si eres víctima de algún mal trato por estas lazones, puedes denunciar aquí.

2. Maternidad

Lo cierto es que con cada año, muchas de nosotras estamos tomando la decisión de no ser mamás. No importa si eres team bebé o no, es importante que conozcamos este derecho.

Las mujeres mexicanas tenemos derecho a descansar 6 semanas antes y 6 después del parto PAGADOS al 100%.

Por si tenías la duda, también existe la licencia de paternidad, que corresponde a 5 días de trabajo 100% remunerados también.

1. ¿Qué me corresponde si me despiden?

Rapidísimo: si el despido es justificado te corresponderán 3 meses de salario y lo proporcional a tu aguinaldo, vacaciones, prima vacacional, utilidades y prima de antigüedad. Como tip, siempre que puedas pide carta de recomendación a RRHH.

Si no te entregan lo correspondiente, lo que sigue es irte a la Junta de Conciliación y Arbitraje a reportarlo.

Así de rápido fácil y conciso, no vayas a la guerra sin fusil y recuerda que muchas empresas tienden a hacerse de la vista gorda con nuestros derechos porque creen que es nuestro deber exigirlos. ¡Cambiemos el mindset!

¡Si quieres que profundice en alguno de los puntos compártemelo en los comentarios!